Simulador de Hipoteca Santander – Calculadora y Opiniones

Llega un momento en la vida de todo individuo, en el cual desea comprar su vivienda e iniciar su vida lejos de su familia. No obstante, no siempre se cuenta con el dinero suficiente para realizar esta compra, por lo que surge inmediatamente una opción: solicitar un crédito hipotecario.

Es muy posible que hayas escuchado alguna vez sobre el término hipoteca, pero no sabes qué significa. En esencia, se trata de un préstamo que otorga el banco o alguna entidad prestamista para que compres una casa, pero con la diferencia de que tienes que ofrecer una propiedad como seguro en caso de que no pagues.

En pocas palabras, es una deuda que adquieres a cambio de dinero para comprar una propiedad y cedes derecho a la entidad prestamista de tomarla en caso de no poder cumplir con los pagos. Por ende, es un préstamo de alto riesgo en caso de no poder pagar.

Entre las entidades prestamistas, una de las más importantes es el banco Santander, el cual cuenta con un gran número de clientes afiliados que disfrutan de sus servicios. Y cuando necesitan de una, pueden hacer uso del simulador de hipoteca Santander.

Es importante que este no se confunda con el simulador de hipoteca en Bankia, el cual pertenece a otra entidad bancaria diferente. Con respecto a Santander, es fácil de utilizar y cumple perfectamente con su cometido.

Simulador de hipotecas en Santander

Cantidad a financiar:
Plazo de la hipoteca:
Años
Meses
Tipo de interés:
%

Cuadro de hipotecas y préstamos con capital restante, intereses y amortización:

El simulador de hipotecas es una herramienta calculadora que, como su nombre lo indica, permite calcular los elementos y porcentajes involucrados en la deuda y que tienen efecto sobre la misma. Tales como la tasa de interés fija o variable, amortización, pago de cuota, entre otros factores.

Además, es sumamente fácil de utilizar el simulador. A continuación, te contamos más a detalle sobre esto.

¿Cómo usar la calculadora de hipotecas de Santander?

Ya te adelantamos que para usar la calculadora no se requieren conocimientos avanzados, pues es un proceso rápido e intuitivo, en el que básicamente solo debes introducir la información que te solicitan los enunciados en los campos de relleno.

Lo primero que debes hacer es acceder a la calculadora de Santander e inmediatamente observarán los espacios en blanco que debes llenar. En cada uno tendrás que introducir los valores numéricos y marcar casillas para elegir los tipos de interés, ya sea variable o fija.

Por último, simplemente haga clic en la opción que dice Calcular hipoteca y comenzará a efectuarse el cálculo de la cuota que debes pagar anclado a determinados factores, como la referencia Euribor, la amortización, entre otros. Al final, los datos obtenidos deberán ser utilizados para tomar una decisión.

Con los valores resultantes, lo siguiente que debes hacer es evaluar tu capacidad de pago y decidir si ese plan para pagar verdaderamente te conviene o no. Es información que tienes que analizar y comparar con tus posibilidades para saber si podrás saldar tu deuda o no.

Hablando sobre esto, es importante que tengas presente cuáles son los tipos de hipotecas que puedes encontrar en el catálogo de Santander, así como sus características y detalles que te permitirán entender si te beneficia o no.

Tipos y características de hipotecas en Santander

Te contamos que este banco se caracteriza por ofrecer distintos tipos de hipotecas, los cuales buscan adaptarse a un determinado grupo de individuos con sus posibilidades. Una de estas es la hipoteca Altamira, Casaktua y Alisada. El propósito de esta es que los usuarios puedan adquirir un inmueble propiedad de la entidad bancaria.

Altamira, Casaktua y Alisada

De hecho, si optas por este crédito hipotecario podrás financiar un 90% máximo del coste de la vivienda habitual de una residencia o hasta de una oficina o local. Entre las características más importantes, tenemos las siguientes.

  • El tipo de interés es variable.
  • La financiación máxima es del 90%, un 70% para oficinas y locales.
  • El plazo de pago es un máximo de 40 años, pero 15 años para oficinas y locales.
  • El TIN es de 2,29% durante el primer año y, después, el Euribor será de +1,29%.
  • El TAE será de 2,5%

Online

Luego tenemos la hipoteca online bonificada fija, la cual destaca por tener las siguientes características.

  • No posee comisión de apertura.
  • El financiamiento máximo es del 80% del valor de la tasación para la primera vivienda y el 70% para la segunda.
  • La comisión por desistimiento parcial o total es del 2% del reembolso antes de los 10 años primeros.
  • El TIN equivalente al primer año es del 1,55% y el segundo es del 2,55%.
  • El TAE del primer año será del 2,68% y para el segundo igual.

Online Variable

También existe la hipoteca Online variable, la cual destaca por contar con las siguientes características.

  • No tiene comisión de apertura.
  • La comisión por desistimiento parcial o total es del 2% del reembolso antes de los 10 años primeros.
  • La financiación máxima es del 80% del valor total de tasación de primera vivienda.
  • El TIN es del 1,55% el primer año y para el segundo será del 2,55%.
  • El TAE el primer año es del 2,68% y el segundo igual.

Estas son solo algunas de las hipotecas que posee el catálogo de Santander, las cuales podrás contratar siempre y cuando cumplas con los requisitos y el perfil de cliente que pueda ser capaz de pagar la deuda contraída en el plazo dado.

Requisitos para solicitar tu hipoteca con Santander

Para poder solicitarla con el banco Santander, tendrás que cumplir con una serie de requisitos en forma de documentos de carácter obligatorio. Los cuales son los siguientes.

  • Debes presentar tu DNI y datos personales para corroborar tu identidad.
  • Declaración de pago del impuesto sobre la renta.
  • Extractos bancarios recientes para comprobar tu capacidad y solvencia de pago.
  • Debes estar registrado o formar parte de nómina.

Estos son solo algunos de los requisitos que debes presentar ante la entidad para solicitarla en el banco Santander. No obstante, también debes cumplir con un perfil de cliente.

  • Debes tener domiciliación de nómina.
  • Debes tener ingresos domiciliados.
  • Debes domiciliar tres meses de recibos.
  • Debes haber utilizado 6 veces al trimestre tu tarjeta de crédito o Santander al 0,15%.
  • Debes tener un seguro comercializado por la entidad.

Si reúnes la mayoría de estas condiciones y presentar los documentos de los que te contamos anteriormente, entonces es altamente probable que recibas tu hipoteca aprobada.

Además, recuerda hacer uso del simulador Santander, con el que podrás realizar el cálculo de los tipos de intereses (ya sea con una tasa de interés fija o variable), la amortizacion, Euribor, entre otros factores que juegan un papel importante sobre la deuda.

Opiniones y valoración de las hipotecas de Santander

Si aún no estás convencido sobre si deberías o no solicitarla en el banco Santander, especialmente por ser tu primera vez con esta responsabilidad. Entonces lo más recomendado es que optes por consultar las opiniones y valoraciones que otros usuarios han realizado con respecto al servicio de esta banca.

Por ello, para ayudarte con tu decisión, hemos recopilado algunos de los comentarios o de las opiniones que muchos usuarios han expresado sobre la hipoteca Santander, de modo que puedas guiarte y decidirte de una vez por todas. Aunque ya te avisamos que, ya solo por contar con la herramienta calculadora, debes tenerlo entre tus opciones.

“Me encanta que sean personas responsables y que trabajen de forma eficiente. Solicité el crédito y sumamente rápido me lo otorgaron. Además, tuvieron la decencia de explicarme muchos términos. Me gusta mucho el plazo y las comodidades que me han brindado para saldar”.

“El crédito hipotecario que otorga el banco Santander es una maravilla. Atención cálida y personalizada, responden ante todo tipo de dudas y explican cualquier cosa que no entendamos. Pero lo mejor son las condiciones y beneficios para pagar el préstamos, como la Euribor, que se han ajustado a mis posibilidades. Totalmente recomendado”.

“Un amigo me sugirió que recurriera al banco Santander en busca de un crédito hipotecario para mi casa. Al comienzo no entendí, pero confié y fue la mejor decisión que pude haber tomado”. 

“Lo primero que debo señalar y destacar es que sus planes y plazos de pago para las cuotas son excelentes. Además, analizaron rápido mi situación y me ofrecieron soluciones para aprobarme el crédito”.

“Estaba necesitando una hipoteca para comprar mi primera vivienda y acudí al banco Santander. Me contaron y mostraron su catálogo de opciones y tipos de préstamos y elegí el que mejor se adaptó a mis posibilidades de pago. Esto es, sin duda, todo un acierto, ya que cada cliente puede elegir”.

“Sin dudas uno de los mejores beneficios que posee este banco Santander en cuestión de hipotecas, es el simulador de hipotecas mediante calculadora, con la que puedes calcular operaciones, tasas, cuota, amortización y demás términos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.